preloder

Bruja

Ya no sentía las piernas de tanto correr, veía como mis converse se movían tan rápido…

Mi corazón latía al ritmo de mis pisadas, la sentía en la espalda, muy cerca de mi, necesitaba alejarme, mi cuerpo ya no podía más, pero la adrenalina y el miedo no permitían pararme.

Las calles completamente vacías, con esa brisa que indica el comienzo del invierno, ya estaba a punto de obscurecer, necesitaba encontrar un lugar en donde esconderme, y rápido.

Pasé por un local abandonado, entré, me pareció buen escondite, me oculté atrás del mostrador, me sentía un poco a salvo. En esos minutos de tranquilidad, me senté y comencé a pensar, ¿dónde estoy? ¿de qué estoy huyendo? siento que me persigue y provoca un terror indescriptible en mi, pero por más que corro la siento tan cerca… ¿qué es?

Empecé a sentir mucho frío, se escuchaba un sonido extraño, como si alguien estuviera caminando por tablas de madera, volteo hacia el fondo del local, la esquina pareciera perder nitidez, la luz cada vez se hacia más tenue, alcanzaba a ver a alguien en esa esquina, ¿como llegó ahí?, empezó a caminar hacia a mi, y fue ahí cuando supe que de eso estaba huyendo.

No tenia a donde correr, cada paso se acercaba más a mi, ¿era una muchacha?, otro paso más cerca, tenia el cabello largo, color obscuro, con piel blanca, vestía completamente de negro, pero, no podía ver su cara. Cuando estaba a unos pasos de mi, lo recordé, ella había alejado a todos mis seres queridos, ella era la causante de que estuviera sola, el miedo se convirtió en enojo, quería saber quién era ella.

Me puse de pie rápidamente, le gritaba que quién era, no respondía, estaba ahí parada a unos centímetros de mi, el cabello cubría completamente su rostro, ¿por culpa de ella había perdido todo lo que amaba? ¡¿quién eres?!. Dió media vuelta y se empezó a alejar.

Me arme de valor y corrí hacia ella, puse mi mano en su hombro y la volteé rápidamente…

Un salto al corazón y un escalofrío paso por todo mi cuerpo… ¡No puede ser!… es… Mi rostro… Soy… Yo…

Entonces…

Desperte…

Agradecida que todo había sido un sueño, me puse a pensar que, efectivamente, nuestros peores enemigos, siempre seremos nosotros mismos…

 

Con amor,

KimGarza

Posted September 5, 2016
Prev Next

Leave a comment

en_USEN
es_MXES en_USEN